Desarrolla tu estilo personal en fotografía gastronómica


Cuando vamos pasando imágenes en nuestro fedd de instagram, hay algunas en las que inmediatamente reconocemos a la autora o el autor. Desearías que lo mismo pasara con tus imágenes? Tener un estilo propio significa fotos únicas y reconocibles. Entiendo que quieras eso para ti. Tal vez quieras que nuevos clientes te busquen y contacten por este estilo que saben que tu les puedes dar. Pero cómo desarrollar un estilo propio? Y qué hace único a un determinado estilo?


No hay respuesta fácil a esta pregunta. En fotografía, la suma de detalles bien hechos conforman una imagen excepcional. Coherencia de estilo se puede dar en el tipo de motivo, las emociones que transmite una fotografía, el uso de luz y sombra, los colores, un determinado ángulo desde el que se ha sacado la foto, un estilo de edición - o cualquier combinación de estos y más elementos.

No pares de disparar

Si hubiera una cosa práctica que pudieras hacer, ahora, en menos de cinco minutos, tan sencilla que no hace falta ni levantarte de tu silla y mientras tus neuronas hicieran una siesta bien merecida - sería un sueño y yo también quisiera saber cómo se hace. Pero ya sabemos que las cosas más gratificantes normalmente también requieren un esfuerzo importante y desarrollar un estilo propio tiene mucho que ver con sacar muchas fotos.


Incluso me atrevería a decir que con tiempo y práctica, un estilo propio se empieza a cristalizar sin que nos demos cuenta. A mí me ha pasado un poco así. Me di cuenta de que aparentemente tenía un estilo propio cuando varias personas me repetían que siempre reconocían mis fotos como mías (admito que ante un halago tan agradable preferí evitar preguntar si en su feed normalmente aparecen sobretodo fotos de mascotas, bodas o sus amigxs). 


Sin embargo hay cosas que se pueden hacer para descubrir nuestro estilo de manera un poco más rápida, saber qué nos atrae - y crecer a nivel creativo como efecto secundario. 

Estilo es un proceso

Para encontrar y pulir tu estilo, no importa si disparas con tu teléfono, una cámara amateur o profesional. Tampoco importa si acabas de empezar o ya llevas más tiempo disparando, pero sientes que aún no has encontrado tu estilo. 


Todxs tenemos momentos en los que sentimos que no tenemos un estilo, no sabemos cómo describirlo o incluso sentimos que no nos gusta nuestro estilo. Ayuda tener en cuenta que eso pasa a cualquier artista, independientemente de su nivel o etapa de carrera. Es importante entender al estilo como un proceso y saber disfrutarlo como tal. Va bien recordar que momentos de tensión normalmente preceden un crecimiento creativo. 


Tener un estilo tampoco significa que éste no cambie. Lo normal es que se halla en transformación constante mientras ganamos experiencia, vemos nuestro trabajo influenciado por otrxs artistas y ponemos en práctica ideas nuevas propias. 

¿Cuál es tu motivación?

Me resulta inimaginable la fotografía culinaria sin un amor completo por los ingredientes, su elección, preparación y el disfrutar del resultado en solitario o de manera compartida. Con mis fotos quiero dirigir la atención hacia la belleza cotidiana de los colores, texturas y formas de los alimentos, los gestos rutinarios de prepararlos. Quiero capturar cada detalle para que reparemos en la sensualidad de los alimentos, para que los percibamos con los cinco sentidos. Quiero evocar recuerdos y mover algo dentro del espectador. 

Personalmente me genera una gran satisfacción crear un plato, poner mi atención y cariño en cada pequeño movimiento y compartir el resultado con las personas a las que quiero. Preocuparme de comprar ingredientes a granel, locales, de temporada y de calidad, guardarlos en paños húmedos y frascos de vidrios, reparar en su tacto y en el sonido que generan cuando las vierto al frasco, lavar, pelar, cortar, mezclar, hervir, aderezar, poner la mesa con vajilla que me agrada al tacto, me genera felicidad. Cuando es otra persona que me prepara algo de esta manera, me siento profundamente conmovida. Y cocinar y comer no solo son actividades diarias que quiero que disfrutemos más, sino que son parte de las historias de nuestras vidas, de nuestras relaciones y culturas. Quiero contar estas historias. 

Esto es mi por qué de la fotografía culinaria - crees que influye mi estilo? Pensar en por qué hacemos lo que hacemos, por qué nos apasiona, qué es lo que queremos compartir con el mundo y qué impacto nos gustaría tener, forma parte de desarrollar nuestro estilo. 

Using Format